domingo, 19 de enero de 2014

DESPEDIDA

Ha llegado el momento de decir adiós, esta asignatura ha terminado y que mejor despedida que con una imagen (una imagen vale más que mil palabras).

En ese dibujo he querido sintetizar todo lo que me ha aportado esta asignatura. Pues como ya nombre en mi autoevaluación, esta asignatura me ha servido para quitarme la venda de los ojos y permitido ver la realidad. Podría de decir que en la vena que me arranco de los ojos entrarían todos esos conocimientos que no me dejaban ver más allá. Os hablo de la concepción del dualismo (cuerpo y mente por separado), os hablo de los distintos perfiles de los educadores, os hablo de saber que es educar, os hablo de saber como un zoquete puede progresar, os hablo de las distintas ideologías…en definitiva os puedo decir que un mundo descontaminado se abro ante mis ojos, no están del todo abiertos porque han permanecido mucho tiempo en letargo, tapados por el desconocimiento de todas estas concepciones. Deben acostumbrarse a la luz que se presenta, es un proceso costoso pero poco a poco empiezan a diferenciar todo lo aprendido.

Me despido no con un “adiós” sino con un “hasta luego”, porqué intentaré seguir escribiendo todo aquello que encuentre interesante de nuevo.

jueves, 26 de diciembre de 2013

BRAVE (Indomable)

El domingo pasado, tras la comida familiar, observé como mis hermanos, en un intento de apaciguar a las fieras de sus hijos (6 en total), los sentaron frente al televisor y les pusieron una película de Disney-Pixar llamada “Brave”. El caso es que no estaba prestando mucha atención cuando de  repente me percaté de que algo raro estaba pasando en aquel film. ¿Una princesa a la que le gusta montar a caballo, disparar con el arco, ensuciarse, comer con las manos…? ¿Donde han quedado las princesas de Disney indefensas, refinadas, esbeltas, de finas facciones? ¿Tal vez en Disney están “despertando”?... El caso es que acabé viendo la película donde el trasfondo principal es la lucha en contra de las desigualdades.

Trata de una princesa pelirroja a la que le gusta montar a caballo, salir sola por el bosque, comer bollería, disparar con el arco… (Podríamos decir que, entre otras cosas, le gusta el deporte). Por otro lado está su madre, quien pretende que su hija sea una princesa con modales, que vista siempre elegante, que se dedique a su hogar…
La intención de sus padres es que Brave se case con uno de los primogénitos de los clanes más fuertes. Para ello se disputa una competición en la que el vencedor será el futuro marido. Pues la película continúa con la insubordinación de Brave, que se rebela negándose a seguir las tradiciones. Tras una serie de sucesos, sus padres se dan cuenta de que estas imposiciones son absurdas y de que su hija debe ser libre para ser como desee y para casarse (o no) con quien quiera.
Relacionando la película con el deporte, me recuerda a los niños o niñas a los que impiden realizar determinados deportes por considerar que no son adecuados para su sexo. Pues son las tradiciones, las culturas y la sociedad las que establecen estas barreras. Creo que factorías como Disney-Pixar están dando un paso adelante al cambiar el modelo de princesa ancestral, por uno más moderno y adecuado a la época actual. Como bien dice en el artículo mencionado más abajo: “Mujeres autónomas, independientes, empoderadas. Mujeres que no se dejan paralizar por el miedo, rebeldes e inconformistas, con amplitud de miras y que no cumplen las reglas ni las expectativas sociales.”

Podría destacar algunos detalles como el adiestramiento que le hace su madre al principio de la película indicando cual es la actitud que debe tener una princesa, como debe hablar, reír, comer... O el traje  que le obliga a ponerse el día que eligen al futuro príncipe. Traje que le oprime como las decisiones de su madre y que acaba rompiendo como si rompiera las cadenas y ataduras de la tradición.
Finalmente parece que Disney ha vuelto por sus fueros y no ha podido resistirse a refinar las facciones de esta princesa. Supongo que lo habrán hecho con el afán de aumentar las ventas de muñecas. En este artículo explica el remodelado de la nueva Brave.

lunes, 16 de diciembre de 2013

EL CUERPO DE LOS ATLETAS

Hace un par de semanas encontré un artículo en una revista que despertó mi curiosidad. Trata de un libro titulado Athlete, realizado por el fotógrafo Howard Schats, en el que se muestran las fotografías de 125 atletas de élíte, de diferentes disciplinas deportivas. Me llamó la atención porque durante estas semanas hemos estado tratando el mesoformismo como un ideal corporal, en el que se representa al  cuerpo atlético como un cuerpo musculado, fibroso y saludable por encima de un cuerpo obeso considerado poco saludable y con riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.



Entonces, ¿no podemos considerar que Emanuel Yarbrought o Cheryl Haworth tiene un cuerpo atlético? El primero fue campeón mundial amateur de sumo, mide 2,07 m. y pesa 318 Kg . La segunda fue medalla de bronce en las olimpiadas de Sidney 2000, en la disciplina de halterofilia. Ambos tienen el físico necesario para destacar en su deporte, y por tanto se puede considerar que poseen un cuerpo atlético.
Tal vez, deberíamos empezar a no valorar a estas personas de un modo negativo, asociando la forma de su cuerpo al hecho de no cuidarse, no realizar ejercicio, tener problemas funcionales o tener problemas con el alcohol y/o el tabaco.
Pues cada cual posee un cuerpo y como bien dice en este artículo: solo hay que escoger el deporte que se adapte a cada uno.

jueves, 5 de diciembre de 2013

HIJOS DEL GENERO NEUTRO

Esta semana, hemos estado tratando en clase las ideologías del SEXISMO, IGUALITARISMO...
Relacionado con este tema, recordé una noticia que me llamó la atención hace tiempo.
El articulo es el siguiente:


http://www.larazon.es/detalle_hemeroteca/noticias/LA_RAZON_428875/724-hijos-de-genero-neutro-cinco-anos-sin-desvelar-si-es-nino-o-nina#.UqBtpcTuKSN

Es interesante observar como la sociedad no está preparada para casos como este. Pues según Harold Koplewicz : "cuando los niños nacen, no son una pizarra en blanco. Los seres humanos tenemos cerebros masculino y cerebro femenino, y esto causa que los niños se inclinen por una serie de juegos en concreto, o que las niñas desarrollen mejor las capacidades del lenguaje".  
¿Seguro? Yo creo que es la sociedad, la familia, la escuela, los amigos, etc. quien determina que juegos son adecuados para cada genero (un ejemplo de esto lo vemos en la película "Billy Elliot"). Del mismo modo determinamos que ropa deben llevar los niños y las niñas, de que color deben vestir, si deben llevar pendientes o no...
¿Cual es vuestra opinión?

Encontré un vídeo curioso de que como desde pequeños "tenemos claro" como debe vestir un hombre o una mujer, y cuales son las tareas que debe ralizar cada uno (no lo encontré en español pero es fácil de entender).

domingo, 24 de noviembre de 2013

PERFILES DEL ENTRENADOR

El pasado miércoles asistí a una charla impartida por Dr. Antonio Fraile acerca de: “El deporte escolar en el contexto europeo: técnicos y participantes”. En dicha charla se nos hablaba de los distintos perfiles de entrenador existentes y más característicos en función de cada país. La verdad es que me lleve una decepción al observar que en España el perfil predominante era el de entrenador tradicional, siendo este, uno de los menos valorados por los deportistas. ¿Cómo puede ser que un país que gana en tantísimos deportes, el perfil de los entrenadores sea el tradicional?
Pues parece que la mayoría de formación de los técnicos deportivos que se imparte en nuestro país se basa en este método.
Aquí os dejo el enlace del artículo donde aparecen estos datos (aunque no aparece la tabla donde menciona los tipos de perfiles según cada país, esta sólo aparecía en la charla):


Así pues, me hizo reflexionar porque, la verdad es que no me gustaría ser un entrenador tradicional, aunque sinceramente, es el método que he “mamado desde pequeño”. De hecho estoy entrenando en un club, donde los padres desean que ejerzas de sargento y no entrenador. Los comentarios habituales son: “si no tienes mano dura con ellos se te apoderarán”. Incluso en una ocasión, comentando la derrota del fin de semana anterior, uno de los niños me dijo: “aquí hace falta que nos saques la vara para que espabilemos”, os podéis imaginar mi cara de estupefacción. Intente explicarle que eso no es lo que les hacía falta, sino muchas otras cosas que no se aprenden con mano dura. Por tanto parece que si no te dedicas a vociferar y a soltar pitidos con el silbato, los padres empiezan a dudar y a pensar que no eres buen entrenador. Y ya no solo los padres, sino los jugadores que los primeros días me preguntaban: ¿Tú nunca te enfadas? (lógicamente alguna vez, pero no me paso el día protestándoles como ellos esperaban) Intentando innovar un poco, les propuse una tarea, consiste en que cada semana, uno de ellos propondrá un ejercicio (si puede ser algo original y creativo mejor) que durará 10 min. Tiempo durante el cual, é ejercerá de entrenador y yo intentaré hacerme pasar por él, reflejando así las características de cada uno. Es decir si ese día le toca hacer el ejercicio al despistado del grupo, yo me haré el despistado, y así con cada uno de ellos. El propósito de este ejercicio es: que sean creativos y inventen un ejercicio original; que sepan como se siente un entrenador; que sepan dirigir al grupo; que vean reflejadas sus características desde un punto de vista externo.
Mi intención es que aprendan, que disfruten del fútbol, que vengan a entrenar con ganas y no como una obligación. Creo que lo consigo cuando les digo: “son las 8:30 el entrenamiento a terminado”, a lo que ellos me responden: “¿Ya?, ¿no podemos quedarnos un rato más? Se me ha pasado el tiempo volando”.

Os dejo un vídeo de Vicente Del Bosque que me llamó la atención, porque es muy correcto y tranquilo cuando lo entrevistan y sin embargo cuando entrena parece otro.

http://www.cuatro.com/deportes/futbol/seleccion-espanola/Bosque-entena-grita-anima-tacos_2_1702605087.html





jueves, 7 de noviembre de 2013

LEYENDO ME INSTALÉ FÍSICAMENTE EN UNA FELICIDAD QUE AÚN PERDURA



El pasado lunes realizamos una exposición sobre un fragmento del libro de Pennac, Mal de escuela, que nos llamase la atención o con el que no sintiéramos identificados.
El fragmento elegido es el siguiente: En mi familia, yo había visto, sobre todo, leer a los demás: mi padre fumando su pipa en el sillón, bajo el cono de luz de una lámpara, pasando distraídamente el anular por la impecable raya de sus cabellos y con un libro abierto sobre las piernas cruzadas; Bernard en nuestra habitación, recostado, con las rodillas dobladas y la mano derecha sosteniendo la cabeza…Había bienestar en aquellas actitudes. En el fondo, fue la fisiología del lector lo que me impulsó a leer. Tal vez al comienzo solo leí para reproducir aquellas posturas y explorar otras. Leyendo me instalé físicamente en una felicidad que aún perdura.
En un principio me sentí identificado porque a mí me sucedió algo similar con la lectura, (aunque no desde una perspectiva tan fisiológica como le sucede al autor) pero tras conversar con los compañeros decidimos trasladarlo al mundo del deporte. Por tanto, para que mi idea inicial no quedase olvidada, he querido realizar esta entrada y compartir así, mi experiencia personal.
Cuando era pequeño estaba acostumbrado a ver a mi madre intercambiar y hablar de libros con mis tías, algo que me parecía muy aburrido: ¿porque no se intercambian películas?, sólo tiene que ponerlas en el DVD, sentarse cómodamente  y apretar el PLAY.  En cambio, para leer un libro debes dedicar mucho tiempo, y casi siempre acababas con dolor de cuello y picor de ojos. De modo que no entendía cual era el  placer que encontraban al leer un libro.
Por otra parte estaban mis hermanos, grandes aficionados a la lectura. En concreto mi hermano mayor, con quien compartía habitación, leía en la cama antes de dormir, y puesto que él era el mayor y allí mandaba él, yo debía intentar dormir con la luz encendida, o ponerme a leer hasta que el decidiera que tenia suficiente.
Así pues en mi casa estaba mi madre, que jugaba en “primera división”, capaz de leerse “los pilares de la tierra” en menos de una semana, mis hermanos que estaban una categoría por debajo y luego estaba yo, que juagaba en “regional”, empezando a leer libros sencillos como los de “elige tu propia aventura”, en los cuales la historia del libro variaba en función del camino que elegías.
 

 
Con el paso de los años, mi afición por la lectura ha ido creciendo y ahora soy yo quien intercambio libros con familiares y amigos como hacía mi madre, y leo por las noches, antes de dormir, como hacía mi hermano. Hoy en día, los habitus de mi familia se ven reflejados en mí.
Puesto que estoy hablando de libros, me permito haceros algunas recomendaciones:
-          DESPERTAR (T.M.Jenkins): Ciencia Ficción
-          CAMUFLAJE (Joe Haldeman): Ciencia Ficción
-          SE LO QUE ESTAS PENSANDO (Jhon Verdon): Intriga
-          221163 (Stephen King): Intriga
-          DE QUÉ HABLO CUANDO HABLO DE CORRER: Deporte

jueves, 31 de octubre de 2013

¿QUE ES EDUCAR?



Muchos de nosotros nos vamos a tener que enfrentar a esta pregunta tarde o temprano ya que nuestro futuro está en la educación.

A la vista de esta pregunta surgen otras muchas, entre las cuales abordaré sólo tres: ¿Existe una forma de educar única y universal?, ¿A quien corresponde la tarea de educar?, ¿Siempre es positiva (la educación)?

Empecemos por el principio, es decir, por definir que es educar. Podemos decir  que se trata de un proceso multidireccional mediante el cual se transmiten, conocimientos, valores, costumbres y formas de actuar. Hasta aquí su definición estricta, pero educar es un proceso mucho más complejo, amplio y ambiguo, mediante el cual nos desarrollamos como humanos y a través del cual nos socializamos con los demás.

Si atendemos a la primera pregunta, podemos abrumarnos con la infinidad de métodos pedagógicos existentes, solo hace falta observar los constantes cambios en la educación para comprender la complejidad de estos. Al parecer, no existe un único método que sea la piedra filosofal de la educación, al igual que en deportes como el fútbol no existe una única táctica que conduzca a tu equipo a la victoria o al igual que un atleta no posee una única forma de entrenar que le proporcione el triunfo. Pues la adaptación a la diversidad y el uso de los diferentes procedimientos serán la clave para llevar a cabo una buena educación. Como nombra Cecilia Bixio (Maestros del siglo XXI el oficio de educar; homenaje a Paulo Freire, 2012), “La pedagogía requieres de la valentía para resignificar nuestras practicas, reinventarlas, darle corazón y sangre a nuestro oficio, equivale a trabajar con certezas imperfectas, abiertas…” Como también dice Jose María toro (Educar con “co-razón”,2010) “lo importante no es la espada (el recurso la técnica) sino quien la maneja (es decir el educador o educadora)”

Si atendemos a la segunda pregunta, el abanico de posibilidades se va cerrando con respecto a la cuestión anterior. Según Lourdes Maria Ibarra Mustelier (Educar en la escuela, educar en familia ¿Realidad o Utopía?, 2005) “la educación se realiza en varios campos: la familia, la profesionalidad del sistema educativo y los grupos que interactúan en el proceso de la comunicación”. Por tanto, la tarea de educar no corresponde sólo y únicamente a los maestros, si bien estos deben ser (o deberían ser) el Rafa Nadal o el Fernando Alonso de la educación. Al igual que ellos, los padres deben educar a sus hijos y los hijos educar a sus padres; cuántas veces les he enseñado a mis padres a no prejuzgar o etiquetar a alguien por el simple hecho de llevar piercings o tatuajes, cuántas veces les he enseñado a hacer uso de ordenadores, dvd, teléfonos móviles o cualquier otro aparato de la era moderna. Del mismo modo, los entrenadores educan a sus alumnos y los alumnos a sus entrenadores, los amigos a los amigos, los hermanos a los hermanos… Como bien dice Fernando Sabater (El valor de educar, 1997) “todos los hombres somos capaces de enseñar algo a nuestros semejantes y por tanto todos seamos maestros en alguna ocasión”. No obstante, esto no significa que la figura del maestro no sea necesaria puesto que es indispensable para adquirir nuevos conocimientos propios del saber científico o del ámbito profesional. De un modo coloquial,  podemos dividir la educación en dos partes: la educación de la calle y la educación de la escuela. Ambas serán necesarias y complementarias para llegar a formarnos plenamente.

En cuanto a la última pregunta, mi respuesta es que todas las educaciones no son buenas, pero incluso las malas aportan conocimientos. Cuántas veces hemos tenido maestros y hemos pensado que se han equivocado de profesión y ya no sólo influenciados por nuestros resultados académicos sino por lo poco que llegan a nuestro interior, por lo poco que transmiten o por lo poco que conectan con el alumno. Pues siempre ayudan a apreciar lo negativo,  a rebatir, a posicionarnos en contra de sus métodos, a ir formando un camino hacia nuestro futuro desechando sus métodos, etc. En definitiva, esto nos hace comprender “aquello que esta mal”. Debe haber mala educación para comprender la diferencia con la buena. Si todos los jugadores de fútbol fueran Messi no apreciaríamos su calidad, su profesionalidad y su magia, porque no podríamos compararlo con los demás.



Para concluir, diré que la educación nos lleva a formarnos como personas, se imparte en la calle y en las aulas; y aquellos que la imparten poseen un arma muy valiosa que han de saber manejar, pues un mal uso de ella puede volverse en su contra.